Consejos para correr más rápido

Consejos para correr más rápido

Si eres un corredor habitual que has completado ya satisfactoriamente carreras de entre 5 Km y 10 Km, y ahora pretendes mejorar tu marca y no solo terminar la carrera, estos consejos que ahora te mostramos te ayudarán a incrementar tu rendimiento aumentando la velocidad en la que corres.

Para este tipo de carreras es necesario que previamente realices un estudio pisada, es decir, un análisis en donde se pueda determinar qué esquema tiene tu pisada, y de esta manera saber si puedes mejorar o no en este aspecto, ya que la pisada tiene mucho que ver en la velocidad que alcanzas, al igual que en la resistencia y la prevención de lesiones.

 

Correr en zonas inclinadas.

Siempre será recomendable incorporar en tu rutina semanal en al menos un día o dos, una variante en esos días en donde corras en zonas con una inclinación de entre 30 y 45 grados por al menos 45 minutos. No importa si es un terreno irregular, lo ideal es esforzarte un poquito más. Mientras subes la pendiente trata de ir con los hombros bajos, la mirada fija al centro. Trata de poner los pies ajustados al terreno y hacer fuerzas con ellos y no tanto con las piernas. Al ir bajando de regreso no golpees los pies en el suelo, trata de hacerlo con calma, de hacerlo mal te puedes poner en riesgo de lesión. Ten en cuenta que la velocidad de bajada se incrementa sin hacer tanto esfuerzo, por esto trata de mantener el mismo que hiciste tanto de subida como de bajada. Conforme vayas viendo progresos trata de subir superficies más inclinadas.

Esto fortalecerá poco a poco tus piernas y muslos haciéndolos más constantes en carreras largas, es decir podrás mantener una velocidad contante por más tiempo.

 

Mantente hidratado y nutrido.

Muchas personas inician su rutina sin estar previamente preparados en en cuanto a hidratación o nutrición. Si bien es cierto que la nutrición es algo que se debe mantener durante el día, el no estar debidamente hidratado hará que rindas menos, o en casos en los que pretendas correr a una mayor velocidad de la habitual te pondrán en riesgo ya que a mayor exigencia mayores recursos internos necesitarás. Correr sin nada en el estómago o en seco al no beber nada, no te hará bajar más de peso si es lo que buscas, solo disminuirá tu rendimiento. Es recomendable consumir alimentos que sean nutritivos pero ligeros. Agua o frutas antes de correr son ideales. Además de que necesitarás nutrirte incluso durante corres en intervalos constantes para evitar daños o pesadez.

 

Trata de no estresarte.

Como bien sabemos el ejercicio y en especial correr es un desestresante natural, pero algunos estudios indican que personas que llegan demasiado estresados antes de iniciar su rutina dan un bajón en su rendimiento en las primeras partes de su rutina, es decir, en el tiempo en que se elimina el estrés. Por esto si buscas mejorar la velocidad es un dato importante para no dañar tus estadísticas, y en el aspecto de tu pisada, recuerda que un estudio pisada ayudará a determinar la forma en la que te apoyas al correr y caminar, por lo que para mejorar tu velocidad es muy influyente si apoyas con las puntas de tus pies en lugar de con el talón y si apoyas todo el pie al momento de caminar o correr, puesto que lo mejor es una transición limpia en donde se aplique todo el pie, previniendo lesiones y mejorando el desempeño.

 

Mantén un plan y registro de metas y marcas.

Aunque suene obvio, es un aspecto que se les pasa por alto a muchos. Como vas a saber si mejoras tu velocidad si no llevas un registro. Para esto en primordial llevar un registro inicial con los tiempos con los que cuentas actualmente, plantearte una cantidad de mejora diaria y anota los resultados al final, De esta manera podrás ver si cumples tus meta, y si no sabrás por cuanto fallaste, aunque si mejoras un solo segundo por sesión y es constante esta mejora, estás haciéndolo bien. Lo importante es la constancia, recuerda que es gradual y que los cambios grandes los verás al cabo de los meses. De la misma manera, si al hacerte el estudio pisada observas que realizas ciertas prácticas que afectan tu desempeño, puedes con el plan de trabajo observar cómo vas avanzando y corrigiendo los errores de pisada.

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *