CIRUGÍA FASCITIS PLANTAR

CIRUGÍA FASCITIS PLANTAR

La cirugía ultra-mínimamente invasiva guiada por ecografía se realiza con anestesia local, sin hacer isquemia, lo que permite reducir el riesgo de trombosis o infección en pacientes con insuficiencia vascular u otros problemas circulatorios o en pacientes con diabetes. Además la ecografía permite controlar, de forma precisa, la liberación de la fascia. Todo con una incisión de tan solo 1-2 mm que no requiere dar puntos. Otra ventaja de hacer un procedimiento tan poco agresivo es que nos permite operar los dos pies a la vez.

Cirugía convencionales Fascitis plantar

Cirugía abierta

Cirugía endoscópica

Cirugía percutánea

Las dos primeras exigen isquemia, por lo tanto una anestesia mayor. La segunda requiere del uso de Rayos x y no permite controlar cuanto se libera de la fascia, se hace “a ciegas”.