Biomecánica en el Ciclismo

Biomecánica en el Ciclismo

La biomecánica es un aspecto muy importante que muchas veces se ignora dejándola de lado, y perdiendo una tremenda oportunidad de mejorar enormemente el desempeño de cualquier persona que use una bicicleta, sin importar si es o no deportista, pero más aún si lo es, puesto que el rendimiento se mejora exponencialmente y el peligro de lesiones se reduce en un porcentaje muy alto.

Por lo que si eres un ciclista, sin importar tu nivel, es importante que recurras a un estudio de este tipo, en donde se hacen una serie de mediciones y balances para encontrar la combinación óptima para que el desempeño sea el mejor. La biomecánica ciclismo no solo involucra al individuo, puesto que además de esto incluye a la bicicleta y al revisar ambas partes de manera muy minuciosa, se puede determinar cuál es la configuración de la bicicleta más adecuada para el usuario.

Las bicicletas por lo regular son compradas de acuerdo a aspectos superficiales, y en algunas otras ocasiones se verifican alguno detalles físicos y técnicos, pero nada a profundidad, esto pudiera ser aceptable en primeras fases, puesto que de inicio quizás no sea de tanta necesidad optar por un enfoque más profundo, pero si lo que buscas es avanzar de nivel, es necesario implementar otro tipo de rangos de búsqueda al momento de adquirir una bicicleta.

Es precisamente esto en lo que más repercusión tiene la biomecánica ciclismo, ya que no solo no todas las personas son iguales, sino que cada una es diferente, y por esto mismo es que no deben de utilizar una bicicleta fabricada en masa de la manera convencional, puesto que esta debe de ser adaptada a las condiciones físicas del usuario.

Para sacar el mayor rendimiento se hacen estudios específicos, en donde se hacen una serie de mediciones tales como el largo de las piernas y brazos, además de las dimensiones del torso, pies y demás partes del cuerpo que tengan relación con la biomecánica al momento de montar y pedalear una bicicleta; después de esto se hacen estudios similares para poder adaptar la bicicleta a las medidas correspondientes, la configuración que se adecue a la biomecánica del ciclista.

De esta manera se podrá aumentar el rango de alcance con el mismo esfuerzo, aumentar la velocidad sin que el desgaste sea mayor, y evitar que las lesiones causadas por manejar una bicicleta que no está debidamente configurada para el cuerpo del ciclista. Es muy común que las rodillas sufran un desgaste mayor a causa de que se esfuerzan e más por que los pedales no están a la altura debida, o que se tengan dolores fuertes de espalda debido a que esta sufre una carga extra porque el manubrio está muy cerca o lejos de donde debería.

Esto es totalmente recomendable puesto que solo se requiere de un poco de inversión tanto de dinero como de tiempo, y los beneficios son enormes, además de que es un bien para el cuerpo, que al final de cuentas es el bien más valioso que se tiene.

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *